Loading...

Blog Post with Vimeo Video

It is truly amazing the damage that we, as parents, can inflict on our children. So why do we do it? For the most part, we don’t do it intentionally or with malice. In the majority of cases, the cause is a well-meaning but unskilled or un-thinking parent, who says the wrong thing at the wrong time, and the message sticks – as simple as that!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información
Producto añadido
El producto ya se encuentra en la lista